Edad mínima de un niño para tomar clases de Kitesurf

¿A que edad puede un niño comenzar a aprender Kite?

El consenso general, basado en experiencia de instructores experimentados, sugiere que los niños deben cumplir por lo menos dos condiciones principales para poder comenzar a tomar clases Kiteboarding, una minima edad que ronda los 9-10 años y un peso corporal de cómo minimo de 40-45 kilos.

niños aprendizaje kite

Ambos requisitos son fundamentales para la media de los niños, aunque hay excepciones. Muchos jovenes profesionales que están en los circuitos de competencias de Kite actualmente han comenzado a más temprana edad, inclusive hemos observado niños con solo 6 años de edad navegar con total facilidad.

Pero volvamos al la generalidad, a la media de edad y peso. Se estima que entre los 9 y 10 años el niño ya tiene desarrollada al 100% su capacidad cognitiva y de atención necesaria para adquirir los conocimientos básicos respecto de comprender los riesgos que conlleva el Kite y las acciones necesarias para mitigar los mismos, dichi en pocas palabras, adquirir el grado de consciencia mínimo pra evitar accidentes.

Una vez que se tienen en cuenta los conceptos básicos pero imprescindibles de seguridad, los niños adquieren rapidamente las sensaciones y maniobras para dominar la vela. Luego una vez que se sienten cómodos con el control del kite, el instructor evaluará si están en codiciones para ingresar al agua y comenzar con las primeras maniobras de water-start y deslizarze con la tabla.

Es importante que el niño sepa nadar, no que sea un experto, pero que tenga confianza de si mismo estando en el agua. Durante el aprendizaje va a caer muchas veces al agua y va a tener que saber acomodar lìneas, barra y hasta saber recoger el kite si es necesario. Aconsejamos el uso en todo momento de chalecos salvavidas, esto es prioritario.

Como padre no deberìamos tener miedo de permitir que los niños intenten aprender Kitesuf. El factor principal es que ellos mismos lo quieren, nunca proyectar nuestros sueños reprimidos en ellos! Los niños aprenden las cosas intuitivamente y más rápido que los adultos. Sin embargo, una cosa es importante: Incluso si uno es un kiter experimentado, recomendamos dejar las lecciones de kite a un profesor de kite certificado – no sólo por razones de seguridad sino también porque los niños reaccionarán de manera diferente frente a un profesor que a un padre. Además, en una escuela de kitesurf, se les proporcionará el material que mejor se adapte a su peso y altura, así como el equipo de seguridad.